WELL-BEHAVED BITCHES SELDOM MAKE HISTORY.

lunes, 5 de septiembre de 2011

Él.

 Y yo que dije que nunca más volvería a escribir nada de él... Pero es inevitable, porque me hace feliz... La chica más feliz del mundo.
Es que me siento como una estúpida tan solo de pensar que he pasado un día sin verle y le echo en falta... Que sin darme cuenta me estoy quitando la pintura de las uñas y pienso, ahora si estuviese él aquí me quitaría la mano de la boca y me miraría en plan de, ¿otra vez? para ya que luego te llenas la boca de pinta uñas :)
Yo no se si esto es normal... Puedo estar pensando en mil cosas pero a él siempre lo tengo en mente... Me estoy dando cuenta que puedo llegar a ser muy pastel y muy cariñosa y que con un simple abrazo me basta para sacarme una sonrisa, y es que con él todo es diferente... Tan diferente, que todo esta yendo tan rápido que no nos damos cuenta del tiempo... Tan poco tiempo, y tanto que decir que quizá no se diga por que es muy pronto, pero si se siente...
Y es que ya se me estaba olvidando esa sensación de levantarse por la mañana con la misma sonrisa con la que te has acostado tras leer un mensaje... Todo es tan diferente que hasta te asustas de todo lo que puedes llegar a pensar... y es que ahora es cuando por fin entiendes esa frase de al cerrar una puerta se abre una ventana... Lo que jamás pensé es que esa ventana tuviese tan encantador paisaje.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada