WELL-BEHAVED BITCHES SELDOM MAKE HISTORY.

viernes, 19 de agosto de 2011

Pensaba que después de todo lo que me ha pasado y lo que me ha ocurrido, jamás volvería a ilusionarme por algo o por alguien. Que esas mariposas que sentí aquella vez en la barriga no volverían a aparecer. Que nadie conseguiría que se sonrojaran mis mejillas con un simple Ey. Que no tendría más esa estúpida sonrisa de niña pequeña. Que no me ilusionaria con un simple mensaje...
Pensaba que no levantaría cabeza. Que nadie más volvería a fijarse en mi. Que nadie me haría reír sin parar. Que nadie me sacaría a bailar sin complicaciones ni vergüenzas. Que ninguno confiaría en mi. Que no volvería a sonreír sin motivo. Que no volvería a ser feliz...

Que equibocada estaba... Quizás lo vi todo demasiado mal, me fije en todos los detalles, no quería buscar más, no quería encontrar a nadie que me hiciera sentir bien... Pero no lo busqué, no lo encontré, simplemente apareció...Recogió todos los pedacitos esparcidos por el suelo, los junto, reconstruyó y pegó. Lo arregló... Y aunque todavía, esas heridas duelan, él está ahí para curarlas y cuidarlas.

Sé que aun no he olvidado el pasado, pero también sé que gracias a él lo he superado. Ha vuelto a aparecer la sonrisa en mi cara, la luz en mis ojos, la ilusión del primer día, la timidez, la risa... la felicidad...


Gracias :)

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada